Anorexia

Anorexia nerviosa

La anorexia se caracteriza por la preocupación del peso corporal y la comida, dirigida a un miedo intenso a la ganancia de peso, inseguridad, negación de la enfermedad y percebimiento de “gordas” a pesar de presentar un aspecto esquelético.

Las personas que sufren de anorexia restringen voluntariamente su ingesta calórica y alimenticia a fines de lograr un peso corporal extremadamente bajo. El comer, la comida y el control del peso se vuelven una obsesión.

Las motivaciones primarias de su repulsa a comer es un miedo abrumador al sobrepeso junto con una imagen distorsionada de sus propios cuerpos. Los alimentos se convierten en el enemigo.

Síntomas

El síntoma básico de la anorexia es la pérdida de peso causada por seguir dietas excesivamente restrictivas y continuas. En las mujeres, la menstruación puede ser infrecuente o estar ausente. La temperatura del cuerpo disminuye y la piel está fría al tacto. Además, las manos y los pies se ven púrpura debido a los cambios en la circulación.

A menudo realizan ejercicio de forma compulsiva durante horas para quemar las calorías de algo que comieron. Muchos tienen problemas para dormir, y estreñimiento severo debido a que el metabolismo es más lento y la ingesta de alimentos, líquidos y fibra no es suficiente para mantener el movimiento de los intestinos.

¿Qué hacer ante la anorexia?

Cuando se sospeche o se sepa que una persona tiene una anorexia nerviosa, es necesario ponerla bajo tratamiento médico y un médico psiquiatra experto o especializado en esta enfermedad. La familia y personas íntimas del enfermo también deben recibir orientación y ayuda para afrontar el tratamiento.

Sin tratamiento, una persona con anorexia desarrolla deficiencias nutricionales severas. En casos extremos (hasta 5 de cada 100) el resultado final es la muerte debido a un ritmo cardíaco anormal lo que ocasiona un ataque masivo al corazón u otros efectos de la inanición.

La recuperación del paciente

Debe ser física y psicológica, con la responsabilización conjunta de su familia y el paciente.

Los ejes fundamentales son:

  • Reestablecer unas pautas nutricionales saludables.
  • Recuperación física: Estabilización del peso corporal.
  • Rehidratación.
  • Corrección de anomalías secundarias.
  • Recuperación del estado mental: Corrección de pautas de interacción social alteradas, y reestablecer unas relaciones familiares adecuadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.