El fondo de maquillaje

Fondo de maquillaje

Lo primero que hemos de aplicar es el fondo. El fondo de maquillaje es el producto más personalizado de todos. El color, el tipo y las necesidades de la piel dictan la elección, cualquiera de estos factores puede cambiar con el tiempo, lo que llevará a tener que cambiar de base.

Por ejemplo, en verano la piel tiene un tono diferente al que tiene en invierno, lo que nos obliga a usar otro tono. Resumiendo, el tono del fondo de maquillaje tiene que ser lo más similar al color de piel que posea el sujeto, para ello haz una prueba aplicando el fondo con luz natural sobre la cara y NO sólo sobre las manos. Si dudas entre varias tonalidades escoge la más cálida o la ligeramente más oscura. Si desaparece en la cara, entonces es el color correcto.

Elige fondos basados en el amarillo, incluso si tiene el sujeto el cutis con matices rosas, el amarillo te ayudará a neutralizarlos. Ten en cuenta que son los labios y el colorete lo que proporciona color al rostro, y no el fondo.

Existen cuatro tipos principales de fondo:

  • Líquido: Es el más popular y cómodo de usar.
  • Crema: Espeso y más opaco, ofrece una cobertura impecable. Recomendado para pieles maduras o problemáticas.
  • Hidratante coloreado: Es el más transparente de todos. Al hidratar y maquillar a la vez es recomendable para gente con vida muy activa o personas que no necesiten mucha cobertura.
  • Húmedo/seco: También llamados polvos de doble acabado, son una combinación de fondo y/o polvos. Es una buena alternativa a los líquidos a base de agua para pieles grasas.

Y ahora vamos a aplicarlos:

  • Raras veces es necesario aplicar fondo sobre la cara entera, aplícalo allí donde sea preciso con la yema de los dedos o con una esponja. Controla su transparencia difuminando y esparciendo.
  • Con una esponja ligeramente humedecida deslízala sobre la piel para ayudar a diluir el fondo y obtener una cobertura transparente.
  • Si tienes un área problemática y/o rojeces, corrígela con una segunda capa adicional sobre la zona.
  • Si tienes que aplicar el fondo en toda la cara, difumínalo sobre la mandíbula para evitar líneas indiscretas, y asegúrate que el maquillaje está bien difuminado en la línea del cabello.
  • Si existen rojeces y manchas oscuras sobre los párpados aplica también fondo. Dará un aspecto más limpio y fresco a los ojos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.